Ntra. Sra. de Burguillos

La iglesia de Nuestra Señora de Burguillos, también conocida popularmente como ermita de San Blas, es un edificio construido en una suave elevación, a un kilómetro de distancia de la población, rodeado de almendros y olivares y sin ningún otro tipo de edificaciones a su alrededor que las dependencias propias que en su día utilizaban el santero y camposantero del cementerio ordenado construir a su lado a finales del siglo XIX. El documento más antiguo que se conserva nos habla de una primitiva iglesia, ya edificada en el año 1209.

La construcción llegada a nuestros días data de comienzos del siglo XVII, periodo en el que se acometió una profunda remodelación del templo, probablemente con ampliación del mismo, al estilo imperante en el Toledo barroco de la época.